• aqua@hannacolombia.com

Monitoreando Cadmio en Lodo de Aguas Residuales y Biosolidos

Por Equipo Hanna | Hace 8 meses 3 semanas en Aplicaciones | Comentarios

El Lodo es uno de los mayores productos resultantes del tratamiento Aguas Residuales. El lodo se forma cuando en el afluente del agua residual, las partículas coloidales y finos sólidos en suspensión son floculados, asentados y retirados del fluyo liquido tratado.

La mezcla, la cual es transportada secuencialmente al digestor de lodo, es un una sustancia semisólida que tiene alta concentración de nitrógeno, potasio y fósforo. Dependiendo de la fuente del agua residual, una serie de contaminantes pueden estar presente en el lodo, microorganismos patógenos tales como Clostridium Difficile y miembros de la familia Cryptosporidium. Comúnmente en aguas residuales industriales, diversas concentraciones de metales pesados, como el Cadmio, se encuentran presentes. Es importante que estos contaminantes sean retirados antes de la descarga, ya que los metales pesados pueden acumularse en el lugar final de desecho.

Cadmio, específicamente en relación con los humanos, es un metal pesado altamente tóxico, puede producir cáncer, enfermedades renales, daños óseos o falla al hígado. En términos de impacto ambiental, la exposición al cadmio ha sido demostrada como tóxica para el desarrollo animal, conllevando a anormalidades fetales. Ya que no se descompone naturalmente en el ambiente, es importante retirar el cadmio antes de la descarga, para asegurar que humanos, plantas y animales no sufran su efectos perjudiciales, Debido a las altas concentraciones de este contaminantes y patógenos, el correcto desecho del lodo es una gran preocupación de los operadores de plantas tratamientos de aguas residuales.

El lodo de aguas residuales puede ser tratado para reducir la cantidad de patógenos, mediante digestión seca y anaeróbica. La cal también puede ser utilizada para estabilizar metales. Una vez que el lodo de aguas residuales ha sido suficientemente estabilizado, se convierte en biosolidos. Los Biosolidos son materiales orgánicos ricos en nutrientes, resultado del tratamiento de contaminantes y patógenos del lodo.

Como los biosolidos son seguros y reciclables, se presentan como una solución sostenible para la remoción comparada con el vertido. La mezcla tratada de sólidos contiene una gran cantidad de nutrientes, como fósforo y nitrógeno, el cual es ideal para el crecimiento y desarrollo de plantas. Como resultado, los biosolidos son comúnmente utilizados en remediación de suelos y fertilizante.

Incineración es utilizado a veces como trato adicional de biosolidos, creando un bajo volumen, ceniza inerte. Esta ceniza puede ser utilizada como relleno en concreto y fabricación de ladrillos o como material en construcción de caminos o pistas atléticas. Basado en su estabilidad, composición y concentración conocida de contaminantes, los biosolidos son clasificados por organizaciones, tales como la EPA (Agencia de Protección Ambiental), que establece su uso como aceptable.

Consecuentemente, pruebas son requeridas, antes de que los biosolidos sean aprobados para su uso en cualquier aplicación. El protocola de prueba de ser realizado, tanto frecuente como dictado para el respectivo permiso por el departamento regulador ambiental local.

Comentarios