• aqua@hannacolombia.com

Recreando parámetros medioambientales marinos en un medio de crecimiento bacteriano

Por Equipo Hanna | Hace 2 años 6 meses en Aplicaciones | Comentarios

Al tratar de imitar las condiciones ambientales en un laboratorio una gran cantidad de factores entran en juego tales como el pH, la temperatura, niveles de nutrientes, salinidad, etc. los cuales deben ser tenidos en cuenta.

En los últimos años, la biorremediación ha sido popularmente utilizada para la eliminación de la contaminación, especialmente en ambientes marinos. Una de las técnicas de biorremediación utiliza bacterias para descomponer los contaminantes perjudiciales, tales como disolventes orgánicos y combustibles. Sin embargo, como los entornos marinos cambian constantemente, puede ser difícil precisar las condiciones exactas en las que estas bacterias marinas puedan crecer.

Las bacterias son normalmente organismos resistentes, su óptimo crecimiento depende de condiciones ambientales específicas. Dos de los parámetros más críticos que afectan el crecimiento bacteriano son el pH y la salinidad. Con el fin de determinar la presencia natural de las bacterias en un área que ha sido contaminada, se cultivan utilizando medios de crecimiento bacteriano. Se toma una muestra del ambiente natural y se coloca en el medio preparado. Lo ideal sería que las bacterias en la muestra crezcan y se multipliquen, lo que permite al analista identificar los diferentes organismos presentes. Sin embargo, si las condiciones en los medios de cultivo no son ideales, las bacterias no crecen.

Muchos medios de cultivo disponibles en el mercado tienen un pH de 7 y diferentes salinidades; esto puede causar problemas durante el proceso de crecimiento de las bacterias marinas, ya que están adaptadas para agua de mar. El agua de mar tiende a ser ligeramente alcalina (pH 7.5 a 8.5) y puede tener una salinidad que varía de 0,5 partes por mil (ppt) en ambientes salobres a 35 ppt en ambientes oceánicos. Mediante la medición de las condiciones del entorno natural, los principales parámetros ambientales tales como el pH y la salinidad pueden ser determinados y después replicados en el medio de crecimiento bacteriano. Ser capaz de adaptar el pH y la salinidad es importante para el crecimiento de microorganismos y para el mantenimiento de sus funciones biológicas.

Aplicación


Un profesor realizó una vigilancia ambiental en un tramo contaminado de un banco de arena cerca a la boca de un estuario; El profesor estuvo buscando una manera de mejorar la tasa de crecimiento de las bacterias cultivadas procedentes del estuario. A pesar de que siguió un protocolo estándar, el profesor estaba preocupado porque las condiciones en el medio de crecimiento, en particular el pH y la salinidad, no estaban acorde a lo que las bacterias marinas requieren para lograr un crecimiento óptimo. Él sabía que sus muestras procedían de una zona con una gran variación en la dinámica ambiental debido al ciclo de las mareas que se presentaban en el estuario, y consiguió muestras en distintos momentos del día en la misma ubicación para analizar y determinar las condiciones ambientales. Hanna Instruments recomendó el Medidor grado investigación HI5522 de pH / ORP / ISE y CE / TDS / resistividad / salinidad y temperatura. El cliente verifico que el equipo HI5522 fue capaz de medir el pH y la salinidad en el mismo medidor, conservando espacio valioso.

El HI5522 es personalizable, con dos canales que pueden ser visualizados simultáneamente; esto permitió al profesor leer el pH y la salinidad al mismo tiempo, reduciendo el tiempo de ejecución por muestra. La funcionalidad de ORP e ISE del medidor se prestaba para otro trabajo realizado en el laboratorio de investigación educativa. La función CAL CHECK ™ para el modo pH hizo el medidor increíblemente fácil de usar, alertando a los estudiantes sobre el estado del electrodo, garantizando que tenían una buena calibración y reduciendo el margen de error. El cliente no solo utilizó el equipo para medir las muestras marinas que había obtenido, el también comprobó los mismos parámetros en el agar líquido que preparo como medio de cultivo. El profesor también adquirió el electrodo de pH HI1413B para un control del pH final en las placas de agar después de su tratamiento con autoclave para asegurar que los medios de cultivo se mantuvieran salubres para las bacterias marinas. El equipo HI5522 proporciono una solución completa para las pruebas de pH y salinidad que el profesor necesitaba.

Comentarios