Blog

Se encuentra usted aquí

La biología sintética hace soñar y temblar a los ecologistas

La película Jurassic Park (1993) hizo soñar al ser humano con la posibilidad de resucitar especies. Casi tres décadas después, la biología sintética ya está aquí, pero no para rescatar dinosaurios extinguidos, sino para exterminar animales dañinos.

La taquillera película de Steven Spielberg situaba la acción en una isla imaginaria ante Costa Rica.

Y es precisamente en una isla donde podría producirse algún día la primera experiencia científica, quizás en la próxima década, según expertos y activistas en el Congreso Mundial de la Naturaleza.

El 80% de las islas en todo el mundo comparten un mismo problema: los ratones.

Infestan los cultivos, se comen los huevos de los pájaros y ponen en peligro el frágil ecosistema local.

Durante más de veinticinco años la organización Island Conservation se ha dedicado a erradicar especies invasivas, explica Royden Saah, representante de la organización en el congreso de Marsella, que acaba de concluir.

Uno de sus últimos éxitos fue en dos de las Islas Galápagos, Seymour Norte y el islote de Mosquera, utilizando drones y cebos.

Pero es una tarea costosa e incierta, y el uso de raticidas puede provocar daños colaterales.

"¿Deberíamos crear un ratón modificado genéticamente para que sus futuras generaciones sean exclusivamente machos (o hembras)?" se pregunta Island Conservation en su sitio internet.

Saah coordina un equipo de investigadores, GBIRd, con instituciones en Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda.

"No tenemos el ratón aún" insiste en precisar este científico conservacionista. Pero "si no investigamos, no podremos saber el potencial de esta tecnología".

Saah precisa que solamente los países interesados podrían eventualmente aceptar una experimentación sobre el terreno.

Los más de 1.400 miembros de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) pidieron hace cuatro años a la organización que creara un grupo de trabajo sobre la cuestión y acaban de aprobar una moción en tal sentido.

La misma reconoce que "el principio de precaución merece una atención específica ya que algunas aplicaciones de la biología sintética pueden dar lugar a organismos con modificaciones complejas" y que "siguen existiendo importantes vacíos de datos y conocimiento" sobre el tema.

Pero la investigación sobre ese campo innovador debe continuar, y mientras, la UICN debe iniciar "un proceso incluyente y participativo para elaborar una política (...) sobre las repercusiones del uso de la biología sintética".

La biología sintética puede cambiar radicalmente no solamente la forma de enfrentar la amenaza de extinción de muchas especies, sino el tratamiento de enfermedades.

Los opositores a la biología sintética consideran sin embargo que los peligros de alteración del código genético son demasiado grandes.

En el tramo final del debate el viernes pasado, países como Estados Unidos, Sudáfrica o Burkina Fasso se mostraron partidarios de aprobar la moción.

"Cerca de 14.000 personas murieron de malaria el año pasado en Burkina Fasso" recordó el representante de dicho país.

"Hemos visto con el covid como el mundo es capaz de movilizarse" en términos de innovación, añadió el representante.

"La naturaleza necesita más investigación para comprender mejor los posibles beneficios y riesgos. La moción mantiene ese espacio para la investigación", declaró Carolina Torres, representante de la organización Island Conservation en el debate.

La moción final incluyó la expresión "ingeniería genética", que es más conocida popularmente, y que puede ayudar a movilizar a los opositores, consideró Tom Wakeford, de la organización ETC. "La moción pasó, pero con enmiendas que mantienen la esperanza", dijo.

Interrogantes considerables

Todos los participantes en los debates del congreso de Marsella reconocieron sin excepción que los interrogantes son considerables.

"A mí también me dan miedo las potenciales aplicaciones de la biología sintética" declaró el propio jefe del grupo de trabajo, Kent Redford, al presentar las conclusiones del grupo en Marsella.

"Hay riesgos ecológicos obvios y preocupaciones en torno a las modificaciones genéticas de especies salvajes", alerta Ricarda Steinbrecher, geneticista y consejera científica de la oenegé ProNatura.

ProNatura y Amigos de la Tierra son algunas de las oenegés que han dado la voz de alarma en Marsella. La Carta de principios no ha sido suficientemente debatida, consideran.

Entre otras razones porque los científicos ni siquiera se ponen de acuerdo sobre las fronteras exactas de la biología sintética.

¿Un ratón modificado sigue perteneciendo a su especie, o crea una nueva?

Uno de los ejemplos que plantean los científicos partidarios de la experimentación es recrear el material de un cuerno de rinoceronte, para que ese animal pueda escapar a la extinción.

Pero "la gente quiere el producto real. Son fantasías", asegura Ricarda Steinbrecher.

"No he encontrado nada que impida seguir investigando", insiste Saah.

Mosquitos con malaria en Hawai

El debate es intenso, pero la situación en algunos lugares es igualmente acuciante.

Samuel Gon, consejero científico de la organización Nature Conservancy en Hawaii, dice que no puede esperar.

La biología sintética "no es una opción. No va a llegar a tiempo de salvar los pájaros" de las islas, explicó.

De las más de 50 especies endémicas de pájaros mieleros que se conocían en Hawai, ya solo quedan unas 15, cinco en estado crítico de extinción. Hawaii no tenía mosquitos, pero cuando desembarcaron, a partir del siglo XIX, algunos portaban la malaria.

Las autoridades conservacionistas de Hawaii están a punto de utilizar una técnica que ya se conoce para esterilizar a los mosquitos, inoculándoles una bacteria, Wolbachia.

Fuente: El nuevo Siglo

Nuevos sitios con contenido especializado

Descubre productos, aplicaciones reales, mejores prácticas, tips, casos de éxito y más información útil sobre el uso de nuestros instrumentos.

Horario de Atención

  • Lunes a Jueves: 7:30 am – 5:00 pm
  • Viernes: 7:30 am – 4:00 pm
Bogotá D.C.

Carrera 98 # 25G-10 Bodega 9, Bogotá Ver mapa
(571) 5189995

Cali

Avenida 4 Norte # 6N-67, Edificio Siglo XXI, Oficina 208, Cali Ver mapa
(572) 3930378

Pereira

Calle 14 # 23 - 72, Edificio Alturia Centro de Negocios Ver mapa
(576) 3413652

Bucamaranga

Carrera 27 # 37 - 33, Edificio Empresarial Green Gold, Oficina 519 Ver mapa
(577) 645 2720

Medellín

Carrera 48 # 20-34 Torre 1, Oficina 814 Centro Empresarial Ciudad del Rio, Medellín Ver mapa
(574) 4233334, (574) 3222059

Barranquilla

Carrera 51B # 80-58, Oficina 510, Edificio Smart Office, Barranquilla Ver mapa
(575) 3201325

Neiva

Avenida Carrera 15 # 26 -12 Sur, Edificio ProHuila, Local 2 Ver mapa
(578) 866 7310